Servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico con SPD

img-post

¿Conoces la importancia del Servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico con SPD en la mejora de los resultados terapéuticos en enfermedades crónicas?

El éxito de un tratamiento depende de la participación activa del paciente, así como de la intervención coordinada de los profesionales sanitarios para maximizar la efectividad y seguridad de los tratamientos. Por ello, es clave el rol del farmacéutico en la detección, prevención y resolución de Problemas Relacionados con la Medicación (PRM).

El Servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico (SFT) es un servicio de atención farmacéutica, dirigido a disminuir los riesgos asociados al uso de medicamentos y mejorar los resultados terapéuticos. A menudo, el SFT integra el Sistema Personalizado de Dosificación (SPD), que garantiza la continuidad asistencial de los pacientes, contribuyendo a mejorar su calidad de vida.

SFT y SPD

El SPD es un servicio farmacéutico dirigido a optimizar el uso adecuado de los medicamentos, mediante su reacondicionamiento en envases especializados e individualizados por paciente. Es decir, garantiza la toma correcta de los medicamentos prescritos por el médico. 

Visita tras visita, el Servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico con SPD contribuye a conseguir mejores resultados terapéuticos en relación con la adherencia. Como resultado, disminuyen las complicaciones y las hospitalizaciones, suponiendo una mejora en la calidad de vida así como un ahorro del gasto sanitario.

Relación farmacéutico-paciente

El Servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico permite identificar las barreras en la adherencia y proponer soluciones centradas en las necesidades de cada paciente (por ejemplo, el uso del SPD). Por ello, es muy importante conseguir una buena relación farmacéutico-paciente, basada en la confianza y la empatía.

¿Qué valoran los pacientes en el farmacéutico?

  • Que sea amable y educado.
  • Que sea empático.
  • Que escuche. 
  • Que sea asertivo.

Estos atributos, a su vez, contribuyen a que el paciente participe activamente en la gestión de su enfermedad y, por tanto, a mejorar su calidad de vida.

El paciente empoderado

¿Por qué es importante empoderar al paciente?

Un paciente empoderado es un paciente informado y con pensamiento crítico. El farmacéutico, por su cercanía y sus conocimientos, es el responsable de formar al paciente sobre el uso de medicamentos mediante programas de educación sanitaria

Un paciente empoderado es capaz de autogestionar su enfermedad crónica, hecho que garantiza su implicación y participación, y una mejora en los resultados terapéuticos. Se ha demostrado que enfrentarse a la enfermedad crónica de forma saludable, resulta en una mejora de la calidad de vida

El SFT es un servicio de interés para conseguir estos objetivos, ya que permite disminuir los PRM, establecer objetivos de mejora y evaluar el tratamiento. Además, contribuye a que los pacientes se sientan más acompañados y seguros en la gestión de su enfermedad.